sábado, 8 de marzo de 2008

Cuando amanece


No es mi cuerpo el que amanece a tu lado

...es la piel lechosa de la luna

es la refulgente compañía de las estrellas

es el cabello henchido de noche

es la mirada cerrada al olvido

es el ansia de otro día

es el anhelo de lo perdido

es la diminuta esperanza

...de un sueño.

No es mi cuerpo el que amanece contigo

ni mi piel ni mi rostro ni mis abrazos,

amaneces con otra que has creado

con tu indiferencia y tu frío.



8 comentarios:

Pepe dijo...

Muy bonito y con mucho sentimiento, saludos para tí y adelante con esta aventura.

lágrimas de mar dijo...

tienes razón, la indiferencia lo mata todo

besos para ti

lágrimas de mar

More Baker dijo...

Rompe esas cadenas... que despierte otra aunque sea contigo misma.
Dolorosos versos... no hay que resignarse!
Saludos!

Alafia dijo...

Pepe:
gracias por tu comentario
y tu buen deseo.
Un abrazo

Alafia dijo...

lágrimas de mar:
la indiferencia es peor
que el olvido
besos para ti también

Alafia dijo...

More baker:
hay que tener el valor
de romper
es más sencillo seguir.
un besazo

RIPP dijo...

Punzante, fuerte, me gusta.

noctambulus dijo...

quien ata a la libertad deja de caminar, la vida sigue sin detenerse igual que el rió al mar, unos vendrán y otros se irán, que la luna me abrace y el sol me ilumine pues cada camino tiene su inicio y su fin, quizás hay momentos en los que todo a mi alrededor deba cambiar para ver el mundo de diferente manera y conocer a quien hoy no conozco o quizás sea que vi otra realidad...